LG rompió el record Guiness con un castillo de cartas construido sobre un lavarropas

  • Actualizado
  • 19/04/2016

Gracias a la tecnología Centum System presente en los lavarropas de LG, que elimina todo tipo de vibraciones y ruidos molestos.

 

LG’s HOM-BOT SQUARE Ranked No. 1 in Sweden’s Råd & Rön

Buenos Aires, ARGENTINA, 19 de Abril de 2016 — LG Electronics, líder e innovador tecnológico para una vida mejor, y Bryan Berg, apilador profesional de naipes, rompieron un nuevo record Guinness al construir el castillo de cartas más alto del mundo en tan solo 12 horas. Este nuevo record fue realizado sobre un lavarropas Centum Machine de LG en funcionamiento, a una velocidad de 1000 RPM. Bryan Berg es arquitecto, graduado de la universidad de Harvard, comenzó con su hobby a los ocho años, y ahora se asoció con la empresa surcoreana para romper un nuevo record y así crear un castillo de 48 pisos con naipes comunes.

Estamos muy contentos por el logro de Bryan, quien no sólo alcanzó una nueva meta, sino que también ayudó a nuestra empresa a destacar las innovaciones tecnológicas que presentan la mayoría de sus electrodomésticos”, dijo Jo Seong-jin, Presidente y CEO de LG Electronics Home Appliance & Air Solutions Company. “Los electrodomésticos no deberían ser considerados como artefactos ruidosos o máquinas disruptivas sino como aliados de nuestro hogar que coexisten discretamente con cualquier otro artefactos. Este nuevo record fue una manera creativa de demostrar que es posible”, continúa Jo Seong-jin.

El novedoso Sistema Centum de LG utiliza un inédito sistema de amortiguación similar a los utilizados en los automóviles. Este reduce de manera significante los niveles de vibración y ruidos. Al deshacerse de los sistemas tradicionales de resortes para respaldar el tubo exterior, el lavarropas  brinda un ciclo de centrifugado más silencioso, emitiendo solamente 67 decibeles. Y al hacer uso de menos partes con movimiento, se produce menos fricción, la principal causa de desgaste de los lavarropas. Estos productos cuentan con una garantía de 20 años, el doble de aquellas brindadas por las industria estándar.