Una noche de experiencias y disfrute multiplataforma: Se presentó la Familia G.

  • Actualizado
  • 29/04/2014

 

Para el lanzamiento de su nueva línea de smartphones, LG montó un verdadero
parque de atracciones tecno al que asistieron celebrities e invitados especiales.

Buenos Aires, 29 de abril de 2014 - Cruzar un umbral y entrar en el País de las Maravillas tecno. Esa fue la sensación de los invitados a la presentación de la Familia G, la línea smartphones LG que se lanzan al mercado argentino generando una enorme expectativa. Se trata de cinco deslumbrantes productos que prometen tantas características únicas que podría tratarse de una película de ciencia ficción. “Como en Her… Sólo falta que te hable”, lanzó en broma Marcela Kloosterboer mientras miraba y admiraba su flamante celular, aludiendo al oscarizado film futurista donde el protagonista se enamora de su sistema operativo. Y sin dudas, es amor lo que espera provocar LG en sus clientes con el lanzamiento de su Familia G.

Para ello, el evento no escatimó en detalles. Los invitados se topaban con una suerte de feria tecnológica ambientada para impactar: árboles con arreglos de la letra G que algunos osados no dudaron en tomarlas y hasta jugar colocándose la letra en el cabello. Así comenzaba la experimentación de la nueva Familia G. A la izquierda, un espejo. No, no era el de Alicia, pero sí estaba dispuesto para algunos pases de magia. Los invitados posaban frente a él para lograr una selfie que se tuiteaba a través del usuario oficial de LG (@LG_Argentina) y luego el protagonista de la foto participaba de un sorteo cuyo resultado dio tres orgullosos ganadores. También hubo premio para aquel cuya selfie recibió más retuits.

Siguiendo la visita a este parque de atracciones tecnológico, a la derecha, los presentes se encontraban con la posibilidad de probar y comparar la resolución de un video filmado desde una plataforma de manitos móviles con tres celulares distintos –dos de la competencia y el G2, uno de los miembros de la Familia G- . Alguien se animó a hacer de modelo, las tres manitos vibratorias lo filmaron y el resultado dejaba a la vista la efectividad del estabilizador óptico del G2, uno de los celulares que se presentaba.

Mientras periodistas e invitados especiales se arrojaban de lleno al disfrute de estos productos una sorpresa se estaba preparando. Circulaban los platos de finger food que preparó el catering de EAT para distraer a los presentes hasta que llegara la comida y ya se estaba brindando con espumante cuando las luces se apagaron. Tres pantallas de LED de 9 metros dispuestas en los muros del salón se encendieron para contar la historia de la Familia G y de repente en un escenario apareció Horacio Cabak, con su habitual simpatía, para hacer de anfitrión de la velada.  La elección de este maestro de ceremonias no fue para nada arbitraria. “Soy hiperadicto a la tecnología”, reconoció sin ruborizarse. “Todo lo quiero saber. Yo soy aquel que justifica la impresión de los manuales de uso en papel porque soy el que se lee todo con lujo de detalles”, contó. “Creo que el celular es como una navaja suiza virtual: tenés eso y tenés una cantidad de herramientas en una”, agregó Cabak como para que no queden dudas de que es inseparable de su smartphone.

Presentar a la Famila G no era tarea fácil. Por eso, y para continuar sorprendiendo a los espectadores que a esas alturas ya no ocultaban sus exclamaciones a cada detalle de los productos que se explicaban en pantalla, contó con la presencia de otras cuatro personalidades: apagón, luz y apareció en escena Martina Stoessel, la famosísima Violetta que causa furor en el mundo con su telenovela infanto-juvenil y es seguida por más de un millón de personas en las redes sociales. Simpatiquísima, “Tini”, que se mueve como pez en el agua en lo que a nuevas tecnologías respecta, como buena adolescente nacida en el mundo del celular, presentó el G2 Mini. “Para mí es un orgullo y un placer representar una marca como LG porque gracias a estos teléfonos tengo la oportunidad de llegar a muchos niños del mundo”, dijo luego de posar para la andanada de flashes que se le arrojaron encima. Acompañada por sus padres, la actriz despilfarró frescura, se sacó selfies con todo el que se la pidió y contó cómo es su relación con el celular: “Estoy todo el tiempo conectada, porque manejo todas mis cuentas de las redes sociales. Me parece una manera súper fácil de comunicarme y me gusta que sea sin intermediarios, directo con la gente. También escucho mucha música y reviso mails cuando viajo”. La pregunta infaltable no tardó en llegar: “¿Y con Peter [Lanzani, su novio] cómo se comunican?” Una enorme sonrisa antes de responder: “Con Peter hablo mucho por Whatsapp y nos mandamos notas de voz”, confesó.

Marcela Kloosterboer fue la siguiente sorpresa de la noche –espléndida, con un little black dress perfecto para la ocasión- fue la encargada de presentar el G Flex. “Me encanta que se adapte a la cara y no puedo creer que se regenere si se raya, parece que está vivo”, comentó. La actriz también tuvo que enfrentarse a una pregunta sobre su vida amorosa. Fue Horacio Cabak el curioso: “¿Te casás o no?”, lanzó sin rodeos. “Por ahora no. Ahora, sólo con LG”, respondió, hábil. Luego, agradeció haber sido convocada: “Es un placer y un honor ser embajadora de LG, es una marca prestigiosa, son la vanguardia de la tecnología y a mí me encanta participar de una marca que es tendencia”.

El siguiente apagón develó la presencia en el evento de Polito Pieres, que está a pocos días de regresar a Inglaterra donde lo espera un gran desafío: jugar la Copa de la Reina, con su equipo, Cortium. Presentó la G Pad, y con la suya, pasó música para todos. “Cuando esté con la reina de Inglaterra, me saco una selfie con esta G Pad y te la mando”, le prometió a Cabak. ¿Cumplirá? “Soy un poquito tecno adicto… Todo lo que es tecnología me gusta. Estoy todo el día conectado, con Instagram y Twitter. Leo diarios, sigo los deportes. Viajo un montón así que para estar en contacto con la gente me es imprescindible”, contó más tarde.

“Hay cosas que no se comparten con la pareja”, sentenció Paula Chaves. Sí, hablaba de su celular. A su turno de presentar el G Lite Pro dejó más que claro que su relación con el celular es de posesividad absoluta. “Me encanta este teléfono. Como estoy todo el día pendiente de Olivia, necesito que sea fácil de usar, eso me parece un valor, y ahora estoy chocha con la Quick Memo. Otro valor, que tenga una buena cámara de fotos porque todo el tiempo estoy compartiendo con mis seguidores en las redes sociales”, dijo.

Finalizada la presentación, todo se convirtió en una maratón de selfies. Martina y Paula por acá, Polito por allá, y los invitados sacándose entre ellos para luego dejarse sorprender con la posibilidad de experimentar con todos los productos de la Familia G en distintos stands asesorados por los expertos.

“La importancia de presentarlo como una familia radica en que los modelos están pensados para que se adapten a las necesidades de cada miembro de un grupo que, naturalmente, tiene sus particularidades y preferencias. Por eso también pedimos a las celebrities que cuenten sus experiencias, y den testimonio de cómo es su relación con el teléfono”, explicó más tarde Nicolás Videla, Director Ejecutivo de LG.

Enrique Marchisio, Director Comercial de la marca, subrayó que el logro de la presentación de la Familia G tiene que ver con un progreso hacia la excelencia: “Yo veía que los celulares de LG no llevaban el ADN de la marca. Hoy, me veo muy contento de presentar esta línea que sin dudas representa la esencia LG. ¿Cuál es? Es premium, de calidad, tiene estabilidad, versatilidad, potencia. Y principalmente, me enorgullece porque lo que se está haciendo en el mundo, se está haciendo acá, en la Argentina”.

En la experimentación de los productos de la Familia G, hubo un claro favorito: el G Flex, el de Marcela Kloosterboer. Sus características no dejaban de sorprender a los presentes. “Se trata del primer celular flexible del mundo”, explicó Videla. “Fue un desafío hacerlo no tanto por la novedad de adaptar los materiales con los que se construye el aparato a la posibilidad flexible sino por la adaptación de la batería a esta cualidad. La batería también es curva. Todos sus componentes son flexibles y maleables y si se raya se regenera”.

Cuando sólo restaba esperar el resultado del sorteo, del que participaron casi todos los presentes y logró una resonada repercusión en Twitter, los invitados pudieron saborear una comida de lujo: platos de risotto al funghi e prezzemolo, con mix de hongos, perejil, ricotta y almendras tostadas, y ojo de bife braseado en vino Malbec, se maridaron con los vinos más finos. Para el postre, sweet fingers: macarrons de chocolate y pistacho, rogelitos, almendrines de chocolate y dulce de leche, cobbler de peras, quindim de manzana, milhojitas de vainilla y frutilla, entre otras delicatessen que algunos acompañaron con café y otros, con burbujas de un exquisito espumante, necesarias quizás para animarse a salir de esa fantástico paraíso tecnológico al que los transportó LG por unas horas.