Skip to Contents
Cerrar
Descubre el 20 Aniversario LG

Preguntas Frecuentes

Un gran base de artículos con respuestas a las preguntas más frecuentes

Aprender a instalar tu producto, hacer su mantenimiento y resolver problemas utilizando nuestras opciones de búsqueda.

Cómo optimizar el visionado de películas desde el ordenador a través de HDMI

  • Otros
  • Otros
  • Solución de Problemas
  • Accesorios TV, Hotel TV, Monitores gran formato, Televisión
  • Última Actualización 22/04/2016
Las películas y vídeos están grabadas en diferentes formatos y en diferentes resoluciones.

 

Para optimizar el visionado de imágenes desde el odenador en tu TV, lo ideal sería que la resolución de la película coincidiera con la resolución de la pantalla o del TV donde se está viendo.

 

Si la resolución es diferente, el ordenador y/o el televisor deben reescalar la imagen rellenando algunos píxeles, por ejemplo:



PELÍCULA: codificada en 1280 x 720 px


ORDENADOR: resolución de pantalla establecida en 1920 x 1080 px


TV: modelo HD con resolución nativa de 720p (1280 x 720 px)



En este caso, cuando vemos la película en el TV, ésta ha sufrido 2 reescalados, primero del archivo original a la resolución del ordenador, y después de la resolución del ordenador a la del TV.




 ¿Cómo evitar el reescalado?



 

Primero consultamos la resolución del archivo de vídeo.


Presiona encima del fichero con el botón derecho, y selecciona Propiedades. Aparecerá la siguiente información, en la que puedes ver la resolución del vídeo. En este caso:

 


     Ancho: 1280 px      Alto: 720 px



 

 

Ahora, conectamos el ordenador al TV por HDMI y sobre el Escritorio volvemos a presionar botón derecho. Aparece el siguiente diálogo:


 


NOTA: dependiendo de tu versión de Windows la imagen puede ser diferente, intenta acceder a las opciones de pantalla y cambiar resolución.

 


Seleccionamos Resolución de pantalla.

 


La resolución que ofrecen los ordenadores, normalmente, es muy superior a la resolución de un TV.


Para un visionado correcto, adapta la resolución del ordenador exactamente a la del archivo de la película o vídeo, en este ejemplo, 1280x720:


 



De este modo conseguimos que el ordenador ofrezca a la TV exactamente la misma resolución del archivo, evitando los 2 reescalados.


Está claro que no siempre es posible visionar un archivo en la misma resolución que nuestra TV, pero al menos, el ordenador dónde se reproduce sí debería trabajar a la misma resolución del archivo, para evitar el primer reescalado y dejar ya al TV que haga el segundo a su resolución nativa.

 

 

Opinión sobre el artículo

P1. ¿Estás satisfecho con la utilidad de este contenido?
P1-1. ¿Por qué no estas satisfecho con la utilidad de esta información?

Caracteres restantes: 500 / 500