LG AYUDA Y SUGERENCIAS: Tipos de Memoria | LG Chile
Skip to Contents
Cerrar

AYUDA Y SUGERENCIAS

Encuentra información de ayuda para tu producto LG.

Aprende sobre instalación, mantenimiento y solución de problemas mediante nuestras opciones de búsqueda.

Tipos de Memoria

  • Especificaciones
  • Especificaciones Generales
  • Operación
  • Celulares, LG Friends, Router, Tablets
  • Ultima Actualización 22/09/2016

TIPOS DE MEMORIA

 

En estos días es muy frecuente encontrar multitud de siglas (la mayoría de ellas en inglés) para referirse a términos técnicos.

Es por ello que en esta guía vamos a hablar de tres siglas referidas a las memorias que integran nuestros dispositivos: ROM, RAM y FLASH.

Todas son muy frecuentes en computadores, smartphones tablets, etc (sobretodo la memoria RAM), y solemos reservar el término ROM y FLASH para los teléfonos, aunque los computadores también las integran.


A continuación te explicamos, en términos sencillos de comprender, qué son estas memorias y cuáles son sus diferencias.


La memoria ROM

Esta es la primera de las memorias que vamos a ver. Sus siglas tienen su origen del inglés Read Only Memory o Memoria Solo de Lectura. Y es que la memoria ROM se utiliza para almacenar datos que no cambian o que lo hacen poco en el tiempo, como por ejemplo el sistema de arranque del dispositivo o BIOS. Además, no se borra aunque el dispositivo se apague o se quede sin energía.


Siendo estrictos con el término, en la memoria ROM no debería poder escribirse una vez fabricada y grabada, aunque hoy en día seguimos llamando así a las actuales memorias EPROM (Erasable Programmable ROM), que sí pueden escribirse mediante un procedimiento de borrado y programación, llamado coloquialmente "flasheo".


En el campo de la telefonía móvil, también se le llama (incorrectamente) ROM a la memoria interna del teléfono, la que el dispositivo lleva integrada en la placa de fábrica y donde se almacenan los datos del sistema operativo que necesitamos tener disponibles aunque se reinicie el teléfono, como:



Sistema Android


Aplicaciones, sus configuraciones y los datos del usuario



Los tamaños más comunes de la memoria interna de un teléfono móvil van de 4 a 16GB. El LG G4 dispone, sin embargo, de 32GB.



La memoria RAM



RAM proviene de las siglas en inglés de Random Access Memory, o Memoria de Acceso Aleatorio, por la forma en que se accede a las celdas donde se almacena y lee la información.  Adiferencia de la memoria ROM, en la memoria RAM se puede escribir y leer de ella, pero su información desaparece cuando se apaga el terminal.


Esta es una memoria muy rápida, tradicionalmente utilizada para almacenar aplicaciones y datos temporales mientras utilizamos el dispositivo y este tiene energía (está encendido).


Por ejemplo, un teléfono móvil almacenara en la memoria RAM la aplicación de mensajes cuando la tengamos abierta y estemos redactando un SMS, pero también cuando pulsemos el botón Home y abramos la calculadora, compartiendo ambas aplicaciones la memoria RAM.


Por lo tanto, al abrir más aplicaciones la memoria RAM se irá llenando, y cuanta más tenga el dispositivo, y más rápido sea el acceso a la misma, más fluidez notaremos en el uso.


Se plantea entonces el problema: ¿cuándo se libera la memoria RAM?, es decir, ¿cuándo eliminamos los datos que una aplicación está almacenando en la memoria RAM?.


Esta decisión es delicada, puesto que si no guardamos los datos de la aplicación en otro lugar, podría perderse información temporal, aunque nunca se perderá información de la aplicación en sí misma (como vimos anteriormente con la memoria ROM)


Ahora bien, Android tiene una forma muy particular para manejar la memoria RAM, y es bastante compleja, pero se puede resumir en dos términos generales:


Android trata de mantener la memoria RAM lo más llena posible.


Se elimina de la memoria RAM la aplicación que no ha sido utilizada en más tiempo.


Esto explica varias cosas:


Tener más cantidad de RAM no garantiza tener más porcentaje de memoria libre, puesto que Android aprovechará esa memoria sobrante para almacenar más aplicaciones abiertas al mismo tiempo.


Acceder a una aplicación que está cargada en RAM agiliza enormemente la apertura de la misma, convirtiéndose casi, en una apertura instantánea.


Si la RAM llega al límite, y abrimos una nueva aplicación, el proceso cerrará la aplicación que hace más tiempo no utilizamos, y cargará la nueva aplicación; por consecuencia, aumentará el tiempo de apertura.


Si disponemos de muy poca memoria RAM, este último proceso ocurre casi con cada aplicación que abrimos, representando un fuerte "lag" o ralentización del teléfono en cada acción.



La mayoría de teléfonos móviles suelen disponer entre 512MB y 2GB de RAM (1GB son 1024MB), con la excepción de los teléfonos más potentes, como el LG G4, que dispone de 3GB.






La memoria FLASH



Si almacenásemos toda la información en la memoria RAM, perderíamos todos los datos al apagar o reiniciar el teléfono, además, dispondríamos de muy poco espacio para almacenar aplicaciones, fotos, etc. La memoria FLASH viene en nuestra ayuda para resolver este problema.


Esta memoria, más lenta que la RAM, es la que te permitirá instalar aplicaciones, almacenar fotos, videos y documentos.


Como ya vimos en el apartado ROM, la memoria interna del teléfono es, en realidad, una memoria FLASH, porque podemos guardar y leer datos en ella.


Es posible "extenderla" a través del uso de una tarjeta de memoria (SD, Compact Flash, etc), con también tecnología FLASH, incrementando de esta forma el espacio para almacenar documentos, imágenes y videos. También es posible instalar aplicaciones en la tarjeta de memoria, pero solo algunas y de manera parcial (esto dependerá, exclusivamente, del desarrollador de la aplicación puntual).


Tu opinión sobre este artículo

1. En general, cuán satisfecho estás con la usabilidad de este artículo?
1.1 Por qué el artículo no resolvió tu problema?

Caracteres sobrantes: 500 / 500