• Aplicaciones de unidades manejadoras de aire

    1. Control de temperatura: Las AHU ayudan a regular y mantener la temperatura deseada dentro de un edificio acondicionando el aire.

    2. Ventilación: Aseguran un suministro continuo de aire fresco, contribuyendo a la calidad del aire interior y reduciendo la concentración de contaminantes.

    3. Regulación de la humedad: las AHU controlan los niveles de humedad, previniendo problemas como el crecimiento de moho y manteniendo un ambiente confortable.

    4. Filtración de aire: Estas unidades generalmente incluyen filtros que capturan el polvo, el polen y otros contaminantes, mejorando la calidad del aire.

    5. Eficiencia energética: las AHU están diseñadas para optimizar el uso de energía, haciendo que los sistemas HVAC sean más eficientes y rentables.

    6. Distribución de Aire Acondicionado: Se encargan de distribuir el aire acondicionado a los diversos espacios dentro de un edificio, garantizando un confort uniforme.

  • En resumen, el uso de unidades de tratamiento de aire es vital para mantener un ambiente interior cómodo, saludable y energéticamente eficiente.